647 749 084 info@fertem.es

LIFTING

A medida que envejecemos, los efectos de la gravedad, la pérdida de grasa facial, la exposición al sol y el estrés de la vida diaria se notan en nuestras caras. Se forman surcos profundos entre la nariz y la boca; las mejillas caen; aparecen arrugas  alrededor del cuello y párpados.

Un lifting facial puede mejorar los signos más visibles del envejecimiento, tensando la piel de la cara, y redistribuyendo la piel de la cara y el cuello. El lifting puede realizarse aislado o asociado con otros procedimientos como la blefaroplastia o la rinoplastia. El lifting frontal corrige la caída de las cejas y las arrugas de la frente y de las cejas.

La cirugía de estiramiento facial suele durar varias horas. Se hacen unas incisiones a la altura de las sienes, disimuladas en el pelo, que se extienden por una línea natural que pasa justo delante de las orejas y continúa detrás del lóbulo de las orejas hacia la parte posterior del cuero cabelludo. Si se trabaja la zona del cuello, se puede hacer una pequeña incisión en el mentón, detrás de la barbilla.

Las incisiones suelen colocarse en el pelo, delante de la oreja 
y detrás de ésta. El tejido de la cara y el cuello y la musculatura
 son separados para conseguir un estiramiento adecuado.

Se elimina el exceso de piel. Incisiones resultantes.

Se separa la piel y la grasa y los músculos faciales subyacentes. La grasa puede ser extirpada o liposuccionada alrededor del cuello y la barbilla para mejorar el contorno de la cara. Después se tensan los músculos subyacentes y, por último, la piel, recortando la que sobra.

Tras el lifting, se suele colocar un vendaje ligero.

Postoperatorio

 

Después de un lifting facial se suelen tener pocas molestias secundarias a la inflamación y éstas se pueden mejorar fácilmente con la medicación recetada por el cirujano. Se puede notar la piel adormecida en ciertas zonas pero esta sensación desaparece en unas semanas o meses.

Durante unos días después del lifting deberá mantener la cabeza elevada para disminuir la inflamación.

Durante los primeros días tendrás un aspecto hinchado y amoratado pero en pocas semanas volverás a tener un aspecto normal. La mayoría de los puntos de sutura se retiran a la semana o diez días.

La mayoría de los pacientes que se someten a un lifting facial se encuentran bien en dos días, pero es importante descansar durante la primera semana. Debe ser cuidadoso con la cara y el pelo, ya que estarán más sensibles durante un tiempo. También habrá que evitar ejercicio físico durante al menos 2 semanas y limitar la exposición solar durante unos meses, siempre con protección solar.

Sobre la tercera semana tendrá un aspecto mucho mejor. La mayoría de los pacientes vuelven a trabajar entre los 10 y 15 días después de la cirugía. Si lo considera necesario y le hace sentir mejor, puede usar maquillaje para disimular los morados.

SOLICITAR MÁS INFORMACIÓN

ANTES Y DESPUÉS 

TESTIMONIOS